nociones básicas (artículos)

Nuestra Historia y el Derecho (I)

La Historia de un país, sea cual fuere este, la encontramos ligada al inicio, transformación y evolución del sistema jurídico, estimulando e impulsando las necesidades del hombre en sus diferentes ámbitos vitales facilitando así una convivencia social, en el que los operadores jurídicos son un elemento fundamental. Acciones hoy cotidianas, como el derecho al voto o derechos fundamentales, como ser informado de la acusación formulada, se han ido perfilando a lo largo de la historia, en algunas ocasiones de forma pacífica, pero en la gran mayoría de ellas, la natural dificultad de convivencia del ser humano, ha hecho que determinadas normas se hallan formado después de un episodio violento o un período de regímenes totalitarios.

Hay autores que fechan el inicio del Derecho, si bien aún no podremos calificarlo como tal, en el paleolítico y Neolítico. En ésta época, la vida del hombre se basa en la cacería, pesca y una vida nómada siguiendo a los animales, en tanto en cuanto, el concepto de propiedad es muy pobre, ya que el continuo movimiento, hace que se desplacen con las pertenencias indispensables. En esta prematura etapa del Derecho, encontramos una falta de límites entre la religión y el Derecho. La norma o la regla que prepondera sobre la actuación de los hombres, es la  imitatio dei. La relación jurídica en este momento es la participación de lo Sagrado, la actuación Divina, relacionan la perennidad de las tradiciones, de los usos o de lo ya establecido a la eficacia que la deidad ordena.

En la  Península Ibérica  y durante la época prerromana, se hacen importantes cambios en la evolución del Derecho. Es la mitología la que nos cita a Habis, como el primer rey que sometió a leyes a un pueblo incivilizado. El mito de Gárgolis y Habis, es uno de tantos relatos que en la antigüedad servían para elaborar la forma de vida y las normas que un pueblo debía seguir, no desviándose de la actuación ejemplar, la del héroe, el Dios, utilizando para ello la imitatio dei. Como referencia, es en ésta época cuando surgen  relaciones como; Hospitalidad, clientela o devotio.

El desembarco romano en la Península en el año 218 a.C., va a suponer un giro en la evolución de las tradiciones y el derecho de las tribus peninsulares. Esta innovación llena de nuevos conceptos va a producirse de forma lenta en los 2 siglos que diraría el proceso de ocupación. Los romanos harán una conquista pacífica en la mayoría de los casos, sellando un foedus que podía ser aequum (igualdad) o inniqum (desigualdad), en el que el pueblo se sometía a Roma bajo unas prerrogativas, o a través de deditio (rendición incondicional), en la que los indígenas presentaban resistencia. El Derecho se aplicaba de forma diferente dependiendo si se era ciudadano, latino o peregrino, siendo la del ciudadano la posición de mayor privilegio. Los romanos fueron concediendo primero la latinidad y después la ciudadanía a los indígenas de forma particular o colectiva en los primeros años, en agradecimiento a aquellos que luchaban a favor de los colonizadores. Fue en la época de Vespasiano, cuando éste concede la latinidad a todas las ciudades de la península, siendo 2 siglos después cuando Antonio Caracalla otorga la ciudadanía mediante  la Constitución Antoniniana, alegando motivos religiosos, aunque la realidad era que el imperio necesitaba recaudar tributos, y eran los ciudadanos romanos los que pagaban mayor cantidad de impuestos. De esta regla se excluyen los dediticios, que podían ser; delincuentes, bárbaros o judíos, ya que estos últimos se encontraban en lucha contra Roma.

Es a raíz de la concesión que otorga Caracalla en el año 212 d.C., cuando en la península se produce la unificación jurídica en todo el territorio, y a consecuencia de este hecho, el Derecho romano (ius civile romanorum), sufre una vulgarización  al entrar en contacto con el  Derecho indígena.

José Antonio Ramos Pérez-Olivares

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DERECHO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s